Buscando la aguja en el pajar

La mayor parte de las organizaciones reconocen que el gran reto para su crecimiento en condiciones de ventaja respecto a la competencia no está en la capacidad de innovar o en la calidad de sus productos, sino en la dificultad de encontrar personas capaces de identificarse con los objetivos de la compañía y trabajar bien en el largo plazo. Es decir, el problema no es de marketing, sino de recursos humanos.

Siempre me ha llamado la atención el modo en el que todas esas mismas organizaciones plantean el reclutamiento de empleados. En general, publican ofertas muy aburridas para puestos muy estándar en los que ofrecen condiciones típicas, y al presentarse al mercado siempre lo hacen describiéndose como "empresa líder en el sector". Buscan candidatos con experiencia en el mismo ámbito, y carrera universitaria directamente relacionada con el puesto de trabajo. Y "experiencia" – es decir, años pasados haciendo algo muy parecido a lo que se le ofrece, pero con algo menos de responsabilidad. Ofertas estándar que acaban en fichajes de personas estándar que en el mejor de los casos provocan índices de rotación laboral muy perjudiciales y en el peor, empleados poco motivados por avanzar.

En resumen, encontrar un buen empleado en casi cualquier nivel es para la mayor parte de las empresas de cualquier sector como enontrar una aguja en el pajar.

Pues bien, he encontrado en la red una entrada en el blog personal de un directivo de la ONG Acumen Fund, en la que éste publica una oferta de empleo. El autor amplía la información sobre su compañía y el perfil buscado en otro blog.

Me han sorprendido varias cosas:

  • La lectura del proyecto de la ONG Acumen le abre a uno el espíritu, y la descripción del puesto ofrecido despierta inmediatamente las ganas de enviar el CV. Sasha Dichter, director de Acumen, ha convertido la idea de trabajar en Acumen en una posibilidad absolutamente atractiva – o aspiracional, como conducir un BMW, subirse en una Harley, vestir un traje de Armani, llevar encima un iPhone o viajar a las Maldivas.
  • La descripción del perfil le hace a uno levantar las cejas: nada de listado de tareas o requisitos de experiencia previa en el sector o formación en determinadas áreas de estudio. En la oferta se dibuja un perfil con una determinado modo de ser y de pensar; aún más, se requiere sobre todo el empuje de un determinado modo de actuar.
  • Los candidatos tienen que manifestar su interés en participar en el proceso (y su idoneidad para el puesto) respondiendo a 6 preguntas que puede llevar 3 o 4 horas contestar con fundamento. No problem para el candidato realmente interesado, pero una clara barrera para perfiles grises.
  • Todo en el modo de comunicar la oferta es heterodoxo: no hay head hunters, no hay anuncios de prensa, no hay un portal de trabajo donde colgar el CV. Sólo internet, la parte de internet en que habitan los usuarios, ese mundo que los propios usuarios llenan de comentarios y en el que son los propios usuarios los que corren la voz (y la voz YA se ha corrido en Facebook, YouTube y Squidoo).
  • Por lo anterior, quienes encajen se sentirán muy identificados por esta oferta, y quienes no encajen pensarán que Acumen es una jaula de grillos.

Acumen ha empleado para este proceso de selección de personal las técnicas más elementales del marketing: ha construido una oferta atractiva (desarrollo de producto); como es valiosa, la vende cara (precio); la comunica de un modo creativo que los candidatos que Acumen busca sabrán valorar, y la promociona en los lugares donde están los candidatos a los que le interesa llegar (publicidad, segmentación), sin perder tiempo y dinero en métodos tradicionales; por último, su oferta es única, singular, completamente distinta del resto, y ante ella los "clientes" se auto-reclutan.

Es evidente que Acumen quiere encontrar la aguja en el pajar, seguramente porque 1) está convencida de que esa aguja existe; 2) es una cuestión de vida o muerte: Acumen necesita imperiosamente encontrarla para garantizar su crecimiento. Detrás de su modo de actuar hay una verdadera estrategia de marketing aplicada al desarrollo interno de la empresa que muestra un interés decidido por vencer. Para lograr objetivos diferentes hay que actuar de un modo distinto.

Acumen encontrará la aguja, seguro. (Yo ya he preguntado si admiten candidatos españoles).