El vínculo entre trabajo y realidad

En su libro ¿Se puede vivir así? el sacerdote milanés Luigi Giussani escribe sobre el sentido del trabajo  un párrafo que me parece subversivo, es decir, provocativo hasta el punto de ser capaz de iniciar una revolución.

Cito: El trabajo es la expresión del hombre en su relación entre el yo – yo que vivo, imagino, pienso y obro según lo que pienso y siento – y la realidad. Mediante el trabajo, el hombre usa la realidad, usa el tiempo y el espacio, y crea su vida.

 

Don Giussani vincula de un modo radical el trabajo y la búsqueda del sentido de la vida que, según él, está en la raíz de todo el obrar del ser humano. De cualquier ser humano. Afirma que, mediante su trabajo, el hombre – cualquier hombre, en cualquier lugar del mundo, en cualquier puesto de trabajo desde la dirección hasta el mostrador de una tienda o la caja de un supermercado – el hombre, digo, puede cambiar la realidad, es decir, el mundo. Por eso, todo trabajo puede llegar a estar lleno de dignidad. Y en todo trabajo por tanto, puede el hombre sentirse digno, orgulloso, y feliz.

 

Al mismo tiempo, es en su actividad donde se expresa cómo el hombre se relaciona con la realidad. Si se siente orgulloso de su trabajo porque reconoce la utilidad de éste, porque puede desarrollar su capacidad creativa y su iniciativa, entonces el hombre se expresará como un buen trabajador que busca la excelencia. Si, por el contrario, no tiene la sensación de poder ser él mismo, entonces se retirará, y su trabajo será gris. Sin término medio.

 

He utilizado esta cita repetidamente en muchas de mis clases en el último año. Siempre me llama la atención la sencillez con que los asistentes a mis clases reconocen que las palabras en la cita  de Giussani son justísimas. Este reconocimiento se extiende por igual a jóvenes empleados, a mandos intermedios, a ejecutivos y a dueños de empresas. Pero quienes más sonríen al leerla – y suelen intentar aprenderla de memoria – son los emprendedores, porque su vocación es cambiar el mundo.

 

Hoy, como siempre y más que nunca, las empresas necesitan emprendedores en todos los niveles, porque todos coincidimos en que hay que cambiar el mundo. Esto pasa por conseguir que el trabajo se vincule con la vida del modo radical al que Don Giussani nos invita. Sin término medio.

Un comentario en “El vínculo entre trabajo y realidad

  1. Respecto a este pasaje, creo que la realidad y el trabajo hacen la vida de una persona, por eso siempre que estemos desarrollado una actividad debemos dar lo mejor de nostros. No hay que saber hacer las cosas excelentemente sino querer hacerla para poder llegar a la excelencia.
    No hay nada mejor que trabajar comprometido y con ganas para que los resultados sean los mejores, sin importar donde estemos o que puesto desempeñemos, siempre que se hagan las cosas con ganas y creatividad podremos aportar. Cito a Lisa Nichols del libro el El Secreto ” La ley de la atraccion es muy obediente. Cuando piensas en lo que quieres y te enfocas en ello con tada tu fuerza, en cada momento, te dara exactamente lo que quieres”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s